Tras un simple clic ¿quién se esconde?

Sencillo. Le damos con el cursor del mouse a un enlace de una página web. O con el dedo sobre una pantalla tàctil de nuestro móvil o tableta. Da lo mismo. En un momento dado, interactuamos con la web. Hacemos cualquier cosa asimilable a un “clic”.

¿Qué pasa después? Muchas cosas. Quizá demasiadas. Veamos esta imagen:

  adlandscapejpg.001  

Esto es el ecosistema de empresas que puede activarse tras un sólo clic. Entre nosotros y una empresa, existen multitud de otras empresas.  Agencias de publicidad, websites de seguimiento de usuarios, servicios de creación de anuncios superpersonalizados, etc.

Nuestros datos vuelan de un lugar a otro. Los trackers, los adplaces y otros websites reciben información captada en nuestras cookies, parte de nuestro historial, la lista de nuestros amigos, etc. etc. etc.

Cuando aceptamos los “términos y condiciones” dejamos abierta la puerta a nuestra intimidad para que otros negocien con ellas. Según esta investigación el número medio de este tipo de sitios que un aplicación de Android puede llegar a contactar es de 500. El récord lo consiguió una aplicación de control de volumen del teléfono de aspecto inocente: accedía a 2000 sitios web de tracking.

Se habla mucho de transparencia de datos para referirnos al derecho a que la información   de nuestros gobiernos y de sus decisiones sea fácilmente accesible y comprensible. Deberíamos pensar también en qué podemos hacer para regular quién y cómo utiliza nuestros datos. Esto es que sea transparente quién accede a ellos. Desarrollar nuevas herramientas para los usuarios es un camino.

Aquí un ejemplo, de Anne Helmond y Alexei Miagkov que organizarán también este año la Escuela de Verano sobre Métodos Digitalesenfocada a desvelar y representar a nuestros trackers.

  TrackingTheTrackers Y el siempre ilustrativo documental “Terms and Conditions May Apply”.

This post is also available in: Catalán, Inglés

Ramon Sangüesa

Desde la tecnología me interesé por la innovación social y la creatividad. Me apasiona lo que aún no es pero podría llegar a ser en arte, ciencia, tecnología, diseño.

Deja un comentario